Archivo de la categoría: Sin categoría

7 formas para dejar de fracasar con tu marketing de contenidos

Este simple mantra siempre está paseándose por mi cabeza cuando pienso en qué publicar, pero se está volviendo cada vez más presente estos días – ya que el tema del marketing de contenido se ha puesto más serio con el tiempo. Veamos qué dicen nuestros compañeros de Gananci de esto.

Me encanta el marketing de contenidos, y realmente creo que – cuando se hace realmente bien – es buenísimo para tus clientes y una excelente manera de desarrollar e impulsar un negocio.

Pero también estoy exhausto. Cansado de los mismos consejos. Cansado de tanto contenido… sin gracia.

No me malinterpreten. No vengo de un lugar mágico donde están todas las respuestas – y estoy luchando con muchos de estos problemas. Pero para crecer como marketer – y para impulsar realmente el negocio a un nuevo escalón con contenido – nos podemos beneficiar de ir más allá de ideas y pensamientos usuales.

¿En qué nos equivocamos? ¿Qué podemos hacer?

1. Estas respondiendo preguntas en lugar crear perspectivas

Muchas veces nos concentramos en responder las preguntas de nuestra audiencia en lugar de hablar de nuestros productos y servicios. Pero me gusta como Mark Schaeffer lleva esto más allá cuando habla de la creación de contenido en su libro Known:

“Responder preguntas de clientes es una estrategia sólida para los que van comenzando, pero no es lo ideal en todas las situaciones, especialmente en un niche de multitudes. En esa situación, necesitas concentrarte en perspectivas en lugar de solo respuestas”.

Perspectivas sobre respuestas. Me gusta mucho este dicho porque no solo es un acercamiento más profundo, sino que es algo que solo tú puedes ofrecer. Se origina de tu punto de vista y no de una regurgitación de lo que ya está publicado.

Por ejemplo, mi objetivo con este artículo es darte mi punto de vista y no darte una simple respuesta a “cómo puedes dejar de fracasar con el marketing de contenidos”. Piensa en algo que solo tú puedas ofrecer.

2. No te das el tiempo de crear algo realmente significativo

Apuesto que hay mucho “ruido” en tu vida.

Mucho se habla de lo que se necesita para desconectarse del trabajo, y soy un gran defensor de eso. Pero, es necesario que vayas más allá de solo reemplazar un tipo de medio por algo más. Cuando estás navegando por Facebook, revisando el correo, o viendo Netflix, tu mente se desconecta del trabajo, pero no está del todo desconectada.

Si bien no hay nada de malo con leer cosas divertidas y triviales y otro tipo de entretenimiento, he estado desafiándome a mí mismo desconectándome de todo y poniéndome más cómodo con la “tranquilidad” – sí, poniéndome cómodo, porque puede ser incómodo no hacer nada. Cuando logro estar cómodo, siento que mi mente realmente mejora, y estoy más en paz.

Si bien es un poco vergonzoso admitirlo, muchas veces cierro mis ojos y “apago” mis pensamientos por unos 15 a 20 minutos en las tardes. Mi mente está más clara, me siento más feliz.

¿Cuánto tiempo de verdadera tranquilidad tienes? Si no es mucho, ¿qué puedes hacer para ponerte cómodo con la idea de no hacer nada?

3. Tienes muchas ideas pero te cuesta comenzar y terminar algo

Hace poco me preguntaron cuáles eran mis mayores desafíos como marketer. Si bien tengo muchos, respondí que nuestro equipo se ahoga en ideas. Me alegra tener mucho por ofrecer, pero me he dado cuenta de que esta tormenta de ideas es negativa por algunas razones.

Primero, si estás trabajando en algo, tienes que dejar de hacerlo – o pausarlo – para trabajar en otra cosa. Y esto puede ser difícil si te encantan tus ideas (como a muchos nos pasa).

Sugerencia: escoge algo y comprométete con ello. No te quedes atrapado en la idea de pensar en lo que no estás consiguiendo y concéntrate en los avances que logras.

4. Tienes un plan y no una estrategia

Quizás esté haciendo un poco de trampa con este, ya que mencioné que no regurgitaría la necesidad de una estrategia documentada, pero muchas personas creen que tienen una estrategia cuando lo que realmente tienen es un plan. Es una lista de aspectos pero no se encuentra el quién, qué, y cómo de una estrategia:

  • ¿A quién estas educando/ayudando?
  • ¿Qué podemos hacer para ayudar de una manera en que nadie más lo haga?
  • ¿Cómo mediremos nuestro éxito?

Descubre aquí los pasos para crear un plan de negocios exitoso para tu empresa.

5. Te enfocas en leads y no en suscriptores

Muchos marketers mezclan el marketing de contenidos con la obtención de leads. Si bien los leads son esenciales para cualquier negocio, me preocupa que los marketers no estén apreciando el valor de construir una audiencia a quienes podrán ayudar a largo plazo.

En lugar de pensar en leads, te recomiendo pensar en suscriptores. Los leads proveen un poco de información a cambio de un pedazo de contenido o algo más. Puede que estén – o no estén – interesados en tus productos y servicios. Lo más seguro es que su interés sea momentáneo.

Por otro lado, los suscriptores se inscriben para recibir comunicaciones regulares de ti porque creen que tienes algo valioso para decir – y que continuarás teniendo valor.

6. Pasas mucho tiempo tratando de jugar con el sistema en vez de ser útil

Como equipo, recibimos infinidades de correos de personas que quieren contribuir con el blog. Algunos de los correos que recibimos van más o menos así: “Me encantaría escribir para tu blog si coloco un enlace a mi sitio”.

Lo más seguro es que estos autores no tengan experiencia avanzada en cuanto al marketing de contenidos que pueda beneficiar a nuestros lectores, pero sin importar quién es el autor o cuál es el tema, esta estrategia de intercambio es un poco repugnante. Si bien entiendo el valor de artículos de invitados en sitios con autoridad, si tu principal objetivo es conseguir un enlace a tu sitio, el artículo ya empieza a sonar deshonesto.

Así que, no publiques o hagas artículos de invitados solo para conseguir enlaces. Se útil y genuino – y piensa que las recompensas no solo vienen en forma de enlaces.

7. Te enfocas más en calidad y no en repercusión

Actualmente estoy trabajando en un eBook, y cuando lo compartí inicialmente con algunos miembros del equipo, uno me respondió: “me parece bueno”.

Mi respuesta fue: “si bien lo bueno es bueno, no es lo que necesitamos…”.

Bueno no es tan bueno en estos días, y creo que la gente debería tratar de ser mejor que bueno.

Siempre he hablado de la repercusión. A diferencia del contenido útil y usable, el contenido con repercusión mueve a las personas a hacer algo, a tomar acción. Puede ser una acción que beneficie tu negocio – como suscribirse o comprar tu producto – pero también podría ser algo que no ves – como reorganizar un proceso o cambiar la estrategia de algo basándose en lo que compartiste con ellos.

Te desafío a definir lo que calidad significa para ti – o simplemente olvida esa palabra – y averigua cómo puedes crear algo significativo.

¿Estás pasando por problemas parecidos? ¿Qué más agregarías?

5 claves para elaborar el plan de marketing de tu negocio

Si hay algo que ocurre cuando comenzamos un negocio, es que muchas veces subestimamos las técnicas o ciencias en general que lo estudian. Y es cierto, encontramos personas que por alguna mera casualidad logran tener éxito en sus negocios sin ninguna o poca experiencia, quizás en ellos vive un espíritu innato para los negocios. Probablemente ese sea tú caso, pero para ir sobre seguro, el plan de Marketing te ayudará a visualizar aquello con lo que sueñas

El plan de Marketing, ayuda a alinear el estudio de viabilidad con los objetivos que deseas lograr. En sí es un plan de acción, que nos permite ir elaborando la táctica basada en la estrategia que ya realizaste en tu plan de negocio.

1) Aterriza el mercado

Es importante con tu estudio de viabilidad, que aterrices el mercado objetivo al cual está dirigido tu negocio. Debe ser lo más específico posible para lograr un buen plan. El mercado debe tener el mayor de los detalles posibles. Desde las clases sociales a la cual va dirigida, hasta detalles minuciosos del comportamiento de este futuro cliente. Siendo más específicos, podrás lograr apuntalar tu plan de la mejor manera. Y solo esto ocurre cuando conoces muy bien tú negocio; y así, caracterizar ese cliente que necesitas.

2) Fíjate una meta sincera

Después de tener claro quién será ese cliente, trata de tener una meta anual de cantidad de clientes a los que deseas alcanzar. Esta meta debe ser lo más sincera posible, basado en tus capacidades y en tu fuerza de ventas o en la cantidad de manos que realizaran la venta del producto.

Muchos negocios después de saber cuál es el mercado potencial, en su mercado objetivo no se fijan metas superiores a 10%. Aquí debes saber, y tener claro quiénes son tus competidores, debes conocerlos, con ello podrás fijar una meta clara y sincera. Si tienes un competidor muy grande con una cuota de participación muy grande tu meta debe ser muy pequeña. Con ese resultado divide la meta en trimestre y busca dividir no en partes iguales, el primer y segundo trimestre deben ser los más humildes en términos de tus ventas

3) Repasa cuál es tu valor diferencial

Esto va a ser tu caballo de batalla, el valor diferencial con respecto a tus competidores, este valor debe ser la punta de lanza de tu promoción. Pues con ella podrás diseñar todos los acercamientos a futuros clientes. Ten en cuenta cómo comunicarlo, apóyate en tus equipos de ventas, para ver cuál sería la mejor manera de informar esto que te diferencia. O recurre a gente que conoces con el perfil y trata de buscar su opinión acerca de cómo hacer efectiva la información.

Basado en ese valor, diseña al menos tres maneras de comunicarlo. Pues muchas veces nuestro mercado objetivo no es tan homogéneo, es por ello que debes considerar la vía para transmitirlo a cada uno de ellos.

4) Realiza una línea de vida de tu plan

Esta línea debe ser ordenada cronológicamente. Allí debes colocar, cuando tienes alguna promoción, publicidad, entrevista en medios, cualquier evento que creas pueda afectar la cantidad de clientes interesado en tus productos o servicios. En ese caso, para esos días debes reforzar a al equipo o, si eres solo, te debes preparar. No querrás que algún cliente sienta decepción, y debes tener en cuenta que eso puede ser la diferencia con tu producto.

Coloca en la línea de vida los momentos que incrementarán los contactos con clientes. Y allí también agrega cuando debes cumplir con la cuota de mercado. Da espacio para reevaluar la estrategia, así que resalta el trimestre y dejar un tiempo de al menos dos o tres días para reevaluar la estrategia en caso de no conseguir el mercado trazado.

Si hay algún cambio en el producto o servicio durante ese tiempo, allí lo debes reflejar, pues esto podría ser importante para comunicarlo a los clientes y definitivamente para mantener informado a tu equipo de ventas

5) No olvide las métricas
¿Cómo vas a medir el éxito del negocio? Debes intentar medir todo aquello que afecte al negocio, pues esto te permite revisar la estrategia. Debes imaginar en principio qué métricas te dan el éxito basado en el conocimiento de tu producto, como el mercado objetivo la métrica es vital. Pues esto nos permite conocer dónde estamos parados, saber sobre los cliente que desean el producto o servicio pero no terminan de comprarlo, saber cuándo el producto no está disponible, y en miles de formas mucha información que podría ser útil.

Entrena a la gente que trabaja para ti, o entrénate, para informar pertinentemente, según esa métricas que fijes. Conoces el negocio, y por ende, deberías saber cuáles serían esas métricas que le dan el éxito. Siempre es bueno consultar así que no te quedes con la duda y trata de verificar si esas métricas que fijes son las pertinentes

En fin, un buen negocio se rige por una estrategia y táctica alineada, se debe intentar planear antes de iniciar alguna venta de producto o servicio. Y es necesario para ello saber las capacidades. Pues si esto falla se ve en riesgo tu negocio. Es un deber para tu negocio mantener una fuente constante de información pues ella te permite se haga realidad tu plan. Y nunca dudes de cambiarlo cuando creas que falla, pues es la dinámica del mercado.

Cómo establecer la estrategia de precios de envíos de tu tienda online

Si acabas de iniciar un negocio independiente, seguramente te preocupe definir, de forma adecuada, la estrategia de precios para los envíos de tu tienda online.

Pues, como bien sabes, los precios de envíos usualmente son una de las razones por las cuales muchos potenciales clientes terminan abandonando los carritos de compra, impactando de forma negativa en la tasa de conversión de tu negocio en línea.

Aproximadamente, un 65% de los usuarios abandonan los carritos de compra, principalmente por los elevados costos de envío. Otra de las razones por las cuales muchos usuarios también suelen abandonar sus compras, con una tasa de 22%, es porque la página web no le ha hecho saber, de forma clara, el costo de envío que implica su compra.

Cómo puedes evitar que abandonen el carrito de compras
Envío gratuito

Para evitar que los usuarios terminen por abandonar los carritos de compras es necesario diseñar un plan estratégico de negocios para los envíos de tu tienda, que te resulte beneficioso.

Una de las opciones que te ofrece ventajas notorias frente a otras tiendas es el ofrecer un “envío gratis”. Con esta modalidad podrás obtener nuevos clientes. No obstante, para establecerla primero debes examinar los márgenes de ganancias de tu negocio.

La opción de envío gratuito podrías establecerla para un volumen determinado de compra, para todos los artículos, ciertos pedidos, o fijarlo para algunas fechas tal como las navidades, por ejemplo. También podrías determinar los envíos gratuitos para algunos países, para tus mejores clientes, o aquellos que pagan tasas anuales por concepto de suscripción a dicho servicio, o incluso podrías mostrar envío gratuito para las devoluciones, sólo una vez que hayas analizado si esto resulta viable monetariamente.

Tarifa de envío variable
Esta alternativa consiste en realizar el cálculo en base a los kilos y a las zonas de determinados países. Es recomendable ajustar los gastos de envío considerando el costo de venta de los productos que ofrece tu tienda, ya que así podrías conquistar la confianza de tu clientela al demostrarle que no estás incrementando los precios de los productos para cubrir los gastos.

Tarifa plana
Con esta opción brindas una tarifa plana, sin distinción de peso ni cantidad de paquetes. Para ello, debes hacer el cálculo del costo promedio al enviar un paquete para proceder a fijar el precio a cobrar, sin que ello implique pérdidas.
Lo negativo de esta modalidad es que podría convertirse en una desventaja para quienes solamente deseen comprar cantidades pequeñas, o artículos de bajos precios.

De igual forma, también puedes recurrir a otras opciones, tales como establecer tarifas para envíos de acuerdo al precio del artículo, o en base al peso del mismo. No obstante, estas alternativas no generan un impacto notorio en el fenómeno de abandono de carritos de compras, así como tampoco incide de forma significativa en las conversiones.

Y tú, ¿qué estrategias de precio utilizas? Cuéntanos tu experiencia con tu ecommerce.

Dropshipping, la revolución del e-commerce

Qué es el Dropshipping ?

Resumido en una frase podríamos decir que el Dropshipping es el arte de vender lo que no tienes, aunque podemos explicarlo mejor. El Dropshipping es un sistema que nos permite tener nuestra propia tienda online sin necesidad de tener ni almacén, ni stock ni servicio logístico de paquetería y lo mas importante sin movernos de delante del ordenador y gestionando siempre directamente nuestro cliente.

En qué consiste el Dropshipping ?

Por supuesto primero debes de desarrollar tu tienda online (lavalldesign.com) y contactar con el proveedor de Dropshipping que pueda facilitarte un amplio catálogo sobre el tipo de productos que quieres vender. Imaginemos que queremos vender calzado. Este proveedor nos facilitará los archivos necesarios para cargar en nuestra tienda la información completa de todos los modelos de zapatos que podremos tener en venta de forma inmediata.

Y que pasa cuando recibo un pedido en mi tienda.

Aquí viene la mejor parte. Solamente tenemos que replicar el pedido en la web de nuestro proveedor, para que envíen a nuestro cliente su pedido respetando nuestro nombre, quedando como beneficio para nosotros el margen por producto previamente acordado con el proveedor de Dropshipping.

Dropshipping

Como comentamos en el título de este artículo este sistema que lleva funcionando ya muchos años ha supuesto una revolución el el mundo del comercio electrónico (e-commerce) porque nos permite emprender nuestro proyecto de tienda online con una reducida inversión (página web) y sin asumir riesgos financieros al NO tener que soportar el alquiler de un almacén, la compra de un stock mínimo, ni la preparación y envío de nuestras ventas.

También es importante mencionar que una vez tenemos todo esto listo es cuando empieza de verdad nuestro trabajo y es cuando empezamos a promocionar nuestra tienda online al igual que haríamos con una tienda física.