5 claves para elaborar el plan de marketing de tu negocio

Si hay algo que ocurre cuando comenzamos un negocio, es que muchas veces subestimamos las técnicas o ciencias en general que lo estudian. Y es cierto, encontramos personas que por alguna mera casualidad logran tener éxito en sus negocios sin ninguna o poca experiencia, quizás en ellos vive un espíritu innato para los negocios. Probablemente ese sea tú caso, pero para ir sobre seguro, el plan de Marketing te ayudará a visualizar aquello con lo que sueñas

El plan de Marketing, ayuda a alinear el estudio de viabilidad con los objetivos que deseas lograr. En sí es un plan de acción, que nos permite ir elaborando la táctica basada en la estrategia que ya realizaste en tu plan de negocio.

1) Aterriza el mercado

Es importante con tu estudio de viabilidad, que aterrices el mercado objetivo al cual está dirigido tu negocio. Debe ser lo más específico posible para lograr un buen plan. El mercado debe tener el mayor de los detalles posibles. Desde las clases sociales a la cual va dirigida, hasta detalles minuciosos del comportamiento de este futuro cliente. Siendo más específicos, podrás lograr apuntalar tu plan de la mejor manera. Y solo esto ocurre cuando conoces muy bien tú negocio; y así, caracterizar ese cliente que necesitas.

2) Fíjate una meta sincera

Después de tener claro quién será ese cliente, trata de tener una meta anual de cantidad de clientes a los que deseas alcanzar. Esta meta debe ser lo más sincera posible, basado en tus capacidades y en tu fuerza de ventas o en la cantidad de manos que realizaran la venta del producto.

Muchos negocios después de saber cuál es el mercado potencial, en su mercado objetivo no se fijan metas superiores a 10%. Aquí debes saber, y tener claro quiénes son tus competidores, debes conocerlos, con ello podrás fijar una meta clara y sincera. Si tienes un competidor muy grande con una cuota de participación muy grande tu meta debe ser muy pequeña. Con ese resultado divide la meta en trimestre y busca dividir no en partes iguales, el primer y segundo trimestre deben ser los más humildes en términos de tus ventas

3) Repasa cuál es tu valor diferencial

Esto va a ser tu caballo de batalla, el valor diferencial con respecto a tus competidores, este valor debe ser la punta de lanza de tu promoción. Pues con ella podrás diseñar todos los acercamientos a futuros clientes. Ten en cuenta cómo comunicarlo, apóyate en tus equipos de ventas, para ver cuál sería la mejor manera de informar esto que te diferencia. O recurre a gente que conoces con el perfil y trata de buscar su opinión acerca de cómo hacer efectiva la información.

Basado en ese valor, diseña al menos tres maneras de comunicarlo. Pues muchas veces nuestro mercado objetivo no es tan homogéneo, es por ello que debes considerar la vía para transmitirlo a cada uno de ellos.

4) Realiza una línea de vida de tu plan

Esta línea debe ser ordenada cronológicamente. Allí debes colocar, cuando tienes alguna promoción, publicidad, entrevista en medios, cualquier evento que creas pueda afectar la cantidad de clientes interesado en tus productos o servicios. En ese caso, para esos días debes reforzar a al equipo o, si eres solo, te debes preparar. No querrás que algún cliente sienta decepción, y debes tener en cuenta que eso puede ser la diferencia con tu producto.

Coloca en la línea de vida los momentos que incrementarán los contactos con clientes. Y allí también agrega cuando debes cumplir con la cuota de mercado. Da espacio para reevaluar la estrategia, así que resalta el trimestre y dejar un tiempo de al menos dos o tres días para reevaluar la estrategia en caso de no conseguir el mercado trazado.

Si hay algún cambio en el producto o servicio durante ese tiempo, allí lo debes reflejar, pues esto podría ser importante para comunicarlo a los clientes y definitivamente para mantener informado a tu equipo de ventas

5) No olvide las métricas
¿Cómo vas a medir el éxito del negocio? Debes intentar medir todo aquello que afecte al negocio, pues esto te permite revisar la estrategia. Debes imaginar en principio qué métricas te dan el éxito basado en el conocimiento de tu producto, como el mercado objetivo la métrica es vital. Pues esto nos permite conocer dónde estamos parados, saber sobre los cliente que desean el producto o servicio pero no terminan de comprarlo, saber cuándo el producto no está disponible, y en miles de formas mucha información que podría ser útil.

Entrena a la gente que trabaja para ti, o entrénate, para informar pertinentemente, según esa métricas que fijes. Conoces el negocio, y por ende, deberías saber cuáles serían esas métricas que le dan el éxito. Siempre es bueno consultar así que no te quedes con la duda y trata de verificar si esas métricas que fijes son las pertinentes

En fin, un buen negocio se rige por una estrategia y táctica alineada, se debe intentar planear antes de iniciar alguna venta de producto o servicio. Y es necesario para ello saber las capacidades. Pues si esto falla se ve en riesgo tu negocio. Es un deber para tu negocio mantener una fuente constante de información pues ella te permite se haga realidad tu plan. Y nunca dudes de cambiarlo cuando creas que falla, pues es la dinámica del mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *